Enfermedad común | Activamutua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

El autónomo

Te acompañamos en tus nuevos retos. Te aportamos
la seguridad que necesitas para dedicarte plenamente
a tu actividad.

En Activa Mutua velamos por la salud del trabajador autónomo en cada momento. Por ello, nuestra entidad también ofrece la cobertura y el seguimiento sanitario de los procesos de incapacidad derivados de enfermedad común o accidente no laboral y, en caso de corresponder, la prestaciones económicas pertinentes. En Activa Mutua nos encargamos de gestionar todos los trámites de la baja médica del trabajador por cuenta propia, así como de realizar un control y seguimiento de la prestación económica y de su duración.

¿Qué hacer en caso de enfermedad común o accidente no laboral?

1
En caso de padecer alguna enfermedad común, el trabajador autónomo deberá acudir al centro público de salud que le corresponda con objeto de recibir la atención médica pertinente.
u416_line
2
En un plazo máximo de tres días, el trabajador autónomo deberá hacernos llegar a Activa Mutua el correspondiente parte de baja.
u416_line

3
El autónomo debe realizar un seguimiento periódico en el servicio público de salud y hacernos llegar los partes de confirmación a Activa Mutua.
u416_line

4
A su vez, y previa citación, los servicios médicos de Activa Mutua llevarán a cabo un seguimiento de la baja del trabajador.
u416_line
5
Una vez dado de alta el trabajador, deberá hacernos llegar el parte de alta a la empresa en un plazo máximo de 24 horas.


Prestaciones económicas

Las prestaciones económicas están encaminadas a cubrir la pérdida de ingresos que se produce cuando el trabajador autónomo, debido a una enfermedad común o accidente no laboral, está imposibilitado temporalmente para trabajar y precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

La duración máxima de la prestación económica por incapacidad temporal derivada por enfermedad común o accidente no laboral es de 365 días, pudiéndose prorrogar otros 180 días cuando se prevea la curación durante ese periodo. Las prestaciones económicas por incapacidad temporal derivada de enfermedad común o accidente no laboral son:

Días de baja: 1 a 3.
Importe de la prestación: 0 €.
Repercusión del coste: trabajador.

Días de baja: 4 a 20.
Importe de la prestación: el 60% de la base reguladora.
Repercusión del coste: mutua/INSS.

Días de baja: desde el día 21 hasta el final de la prestación.
Importe de la prestación: el 75% de la base reguladora.
Repercusión del coste: mutua/INSS.

Beneficios para el autónomo

  • Gestión y seguimiento personalizado de los procesos médicos.
  • Asesoramiento e información médica y administrativa al trabajador.
  • Posibilidad de tramitación de propuestas de alta y expedientes de invalidez.
  • Confidencialidad en el tratamiento de la información.
  • Amplia experiencia en el control de la incapacidad temporal en todas nuestras delegaciones.
  • Seguimiento del proceso de enfermedad común hasta la alta médica.
  • Reducción de los tiempos de las listas de espera de los servicios públicos de salud y aplicación de medidas para mejorar y acelerar los procesos de curación.
  • Agilización de los trámites en caso de invalidez o de iniciación de las posibles incapacidades permanentes.
  • Equipo humano sanitario y administrativo de contrastada experiencia y calidad.
  • Promoción de la actuación de la inspección médica de la Seguridad Social.