Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Conciliación de la vida laboral, familiar y personal

Conciliación de la vida laboral, familiar y personal
31 ene

Conciliación de la vida laboral, familiar y personal

La gran mayoría de nosotros vivimos atrapados en la vorágine diaria. El torbellino que nos atrapa al ser empujados por las múltiples responsabilidades de nuestra rutina y que nos obliga alternar nuestras facetas como padres, hijos, trabajadores, parejas, etc. a un ritmo acelerado. Es muy importante ser buenos gestores de nuestro propio tiempo y saber dedicar la importancia que merece cada uno de nuestros roles. La conciliación de la vida laboral, familiar y personal es una reflexión necesaria para poder desempeñar con eficiencia cada una de estas facetas. Y es que, la conciliación familiar con la laboral, permite el desarrollo pleno de la familia e incrementa la eficiencia en el puesto de trabajo y ello no implica poder llevarse a nuestros hijos al puesto de trabajo, ni poder dejarlos más tiempo en la guardería para aumentar el tiempo de los padres en el puesto de trabajo. Conciliar es reconocer la ambivalencia de ambas como prioridades, pero organizándolas siendo capaces de adaptar racionalmente a las necesidades, tanto de la vida laboral como de la familiar. Flexibilidad y adaptación entendiendo que facilitar el desempeño en una de ellas, repercute positivamente en la otra. La conciliación laboral es buena para las empresas. Las empresas familiarmente responsables contemplan la adaptación de nuevas medidas para poder hacer frente a las necesidades familiares sin tener que verse alterada la productividad. El resultado de aplicar estas buenas prácticas en las organizaciones es que los empleados rinden más en su jornada laboral,  mermando el presentismo, y aumentando motivación y mejora del clima laboral, por otro lado, todos ellos efectos deseados en los modelos de Empresa Saludable. El Gobierno también ha mejorado las opciones para facilitar la conciliación familiar. Una muestra de ello es el incremento en el periodo de permiso de paternidad a cuatro semanas desde enero de este mismo año y con previsión de que vuelva a verse incrementado. Otras son el permiso de maternidad, lactancia, ayudas para autónomos, etc. Pero existen muchas otras posibilidades a ser desarrolladas para beneficio de la sociedad: Un cambio cultural en el concepto de jornada laboral y productividad, elaborar una guía de buenas prácticas en materia de conciliación, potenciar las guarderías en el puesto de trabajo o en entornos laborales como distritos financieros, polígonos industriales, viveros de empresas, etc. Programas de formación continua o reciclado para progenitores fuera del mercado laboral con el fin de facilitar su reincorporación, etc. Nuestra reflexión desde Empresa Saludable, es para la faceta más personal de cada uno. Probablemente el reto más complejo de asumir e incorporar en nuestra agenda. Si somos capaces de comprender la conciliación familiar y la laboral, no será difícil entender las positivas repercusiones que tiene aprender a encontrar la manera de dedicarnos tiempo para nosotros mismos. Desde Empresa Saludable apostamos por que la conciliación personal sea en pro de la práctica de hábitos saludables (hacer deporte, leer, bailar, pasear, reír, etc.) Si duda esa inversión en nosotros mismos repercutirá positivamente en nuestra familia y puesto de trabajo tanto a corto como a largo plazo.

Activa Mutua – Empresa saludable