Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Decálogo para una desconexión saludable

Decálogo para una desconexión saludable
25 jul

Decálogo para una desconexión saludable

Como es habitual, desde Activa Mutua Empresa saludable, recogemos y sintetizamos en nuestro decálogo, los 10 consejos saludables para garantizar la desconexión en vacaciones.

1-. Saber elegir.  Para poder disfrutar de unas merecidas vacaciones es aconsejable escoger el mejor periodo del año para poder desconectar unos días. Ausentarte en periodos de menor actividad o incidencias es recomendable. No coincidir con compañeros que puedan asumir tu ausencia y viceversa es también deseable, para ti y la organización. Evita programar las vacaciones de un día para otro. Planificar con tiempo te permitirá a ti y a tus compañeros y superiores atender los asuntos más apremiantes antes de tu ausencia.

2-. Adecuar. Si tu cuerpo y mente necesitan un descanso, no lo conseguirás con 4 días de vacaciones. Tu mente necesita un periodo de desconexión y otro de adaptación de regreso al puesto de trabajo. Cuanto más estrés y cansancio acumulado percibas más días deberás agrupar para disfrutar en un solo periodo de vacaciones.

3-. Planificar. Una de las mejores maneras de empezar las vacaciones sin preocuparse por el trabajo pendiente es dejar organizado tu regreso. Desde Empresa Saludable recomendamos dedicar los últimos días previos a las vacaciones a acabar tareas pendientes, organizar el trabajo pendiente y planificar su continuación. Antes de tus vacaciones deja programado tu mensaje de ausencia (Fuera de la oficina) en correo y teléfono indicando tu regreso y un referente de contacto.

4-. Saber Delegar. Aprender a confiar en que compañeros y trabajadores a cargo podrán sacar adelante el trabajo es esencial para trabajar en una organización. Hay que aprender a otorgar la capacidad de asumir algunas tareas y responsabilidades.

5-. No hay nadie indispensable.  Asumirlo te permitirá descansar mejor durante tus vacaciones. Hasta los personajes con mayor relevancia política o empresarial se ausentan de sus respectivas responsabilidades para descansar. Aprende a superar el miedo que tu ausencia en el trabajo pase desapercibida para la organización o que puedas ser sustituido. Disfrutar de unas vacaciones evitando un impacto negativo para la empresa no está relacionado con ser prescindible.

6-. Deja previsto un “plan B”.  Ante la posibilidad de tareas o proyectos en marcha que pudieran complicarse, dedica un tiempo antes de tu marcha a contemplar las distintas posibilidades y planificar planes de contingencia para que se ejecuten por compañeros o trabajadores en tu ausencia.

7-. No llevar el móvil contigo. Si estás disfrutando de un periodo de vacaciones planificado y comunicado no es necesario ni saludable estar continuamente comprobando si han llamado o enviado algún correo electrónico.

8-. Conciencia. Si eres de los que piensa que marchándote de vacaciones estas dejando abandonada a tu empresa recuerda que el descanso vacacional es tan beneficioso para ti como para tu organización. Desconectar, descansar y disfrutar te permitirá regresar con nuevas energías para acontecer mejor tus responsabilidades que si te quedaras.

9-. Ahora corresponde disfrutar.  Las vacaciones son vacaciones sólo si se alcanza lo que se persigue: desconectar la mente, descansar el cuerpo y disfrutar de los placeres. Las vacaciones son el momento de prescindir de las exigencias de los horarios, de disponer más tiempo para disfrutar, dedicar mayor atención a la comida y el deporte   e invertir más tiempo en aquello que nos hace más feliz, pasando más tiempo con la familia y los amigos. Aprende a sacar el máximo provecho de cada una de esas facetas y conseguirás descansar cuerpo y mente y recargarte de energías.

10-. Ejemplificar. En el caso de mandos intermedios y directivos, es de relevante importancia trasladar al resto de los trabajadores que las vacaciones son un periodo de recuperación y descanso para reemprender el trabajo con energías renovadas. Los buenos hábitos empiezan dando ejemplo.

Pedro Hermoso Fernández
Médico especialista
Medicina deportiva y de la Educación Física