Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Día internacional de la tierra; la tierra madre nos pide que actuemos

Día internacional de la tierra; la tierra madre nos pide que actuemos
21 abr

Día internacional de la tierra; la tierra madre nos pide que actuemos

Hoy día 22 de abril conmemoramos el Día Internacional de la Madre Tierra, con el objetivo de rendir homenaje y reconocer a nuestro planeta Tierra como nuestro hogar y nuestra madre.

El planeta azul, en el que habitamos muchos ecosistemas y seres vivos de forma interdependiente merece de nuestro reconocimiento y atención, ya que de su salud depende directamente la salud de quienes la habitamos.

AHORA LA MADRE TIERRA NOS PIDE QUE ACTUEMOS

El planeta se calienta. El clima ha cambiado a consecuencia de la actividad humana, por la emisión de los llamados “gases de efecto invernadero” o GEI, que retienen el calor. Estos gases dejan pasar la luz pero mantienen el calor como las paredes de cristal de un invernadero. Parte de este calor se escapa al espacio. Si bien este efecto es necesario para qla vida en la Tierra, cuantos más gases de invernadero, más calor es retenido.

La combustión de combustibles fósiles (carbón, gas y petróleo) y otras emisiones de GEI, están aumentando el efecto invernadero y calentando la Tierra.

Tras el Acuerdo de París, se crearon compromisos por parte de los países para reducir la temperatura global a 1.5°C de aquí a 2030, pero las emisiones actualmente están en camino a alcanzar 56 Gt CO2e en 2030: más del doble de lo que deberían ser. Por tanto, es posible que a este ritmo las temperaturas no sólo no disminuya, sino que aumente en 3,2 °C este siglo. Necesitamos compromisos, políticas y acciones que reduzcan las emisiones un 43% antes de 2030 (7,6% cada año). Sólo así podríamos limitar el calentamiento global a 1,5 °C.

El impacto visible y positivo de la pandemia, ya sea a través de la mejora de la calidad del aire o la reducción de las emisiones (un 21% en 2020), sólo ha sido temporal, ya que las emisiones globales de CO2 han vuelto ya a los niveles previos a la pandemia

Los desastres ecológicos aumentan. El cambio climático ha hecho que los océanos se llenen de plásticos y se vuelvan más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas.

La salud peligra. Los cambios provocados por la actividad humana que perturban la biodiversidad, (desforestación, cambio de uso del suelo, agricultura y ganadería intensivas, comercio ilegal de vida silvestre…) perjudican la salud humana, animal y ambiental, aumentando la trasmisión de enfermedades. Ahora nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

El lema para este año: Recuperemos la Tierra. Un llamamiento a reducir el impacto de nuestras acciones sobre el planeta al tiempo que nos recuperamos, como especie, de la crisis sanitaria de la COVID-19 y aceptamos nuestra responsabilidad como parte de la solución.