Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

El 35% de bajas laborales, por la Epoc

El 35% de bajas laborales, por la Epoc
08 nov

El 35% de bajas laborales, por la Epoc

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica “es una enfermedad silente, que no avisa y cuando llega es irreversible”

En el Día Mundial de la Enfermedad Obstructiva Crónica (17 de noviembre), desde Activa Mutua enfatizamos la importancia de prevenir y tratar una dolencia que puede ser mortal, si no se diagnostica y aborda a tiempo.

Tanto es así, que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SENCT) estima que mueren unas 18.000 personas al año en España debido a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc). En concreto, esta dolencia es la quinta causa de fallecimiento entre los hombres y la séptima en las mujeres.

La Epoc, según las mismas fuentes, es la responsable del 35% de las incapacidades laborales. Cada año provoca casi 40.000 hospitalizaciones e impacta en las arcas del Estado con un coste cercano a los 3.000 millones de euros.

Es, asimismo, la principal causa de baja laboral por enfermedad, más prevalente incluso que el asma o la neumonía. Suscita el 12% de las consultas en atención primaria; el 40% en neumología y copa casi el 10% de los ingresos hospitalarios.

En Europa –apuntan dichas fuentes-, las enfermedades respiratorias causan pérdidas anuales de más de 70.000 días laborables cada 100.000 habitantes.

La Epoc es una enfermedad inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo del aire de los pulmones y provoca que bronquios y sacos de aire pierdan elasticidad y quede aire atrapado. En consecuencia, sus síntomas incluyen dificultad para respirar, tos, producción de moco y sibilancia. Habitualmente, la Epoc es causada por una exposición a largo plazo de sustancias irritantes como el tabaco o productos químicos. Es más, la Epoc suele extenderse con otras enfermedades de índole cardíaco, cáncer de pulmón, entre otros.

El enfisema y la bronquitis crónica son las 2 afecciones más comunes que contribuyen al desarrollo de la Epoc.

Sintomatología

Los síntomas de la Epoc son: falta de aire, especialmente durante la actividad física; sibilancia; opresión en el pecho; tos crónica con esputo; infecciones respiratorias frecuentes; debilidad y cansancio; adelgazamiento o hinchazón en tobillos, pies y piernas.

Los factores de riesgo de la Epoc incluyen la exposición al humo del tabaco, asmáticos, exposición laboral a polvos, sustancias químicas, gases durante la quema de combustibles y factores genéticos. Es por esto que, según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), las empresas que se circunscriban dentro de actividades productivas con estos riesgos para el organismo, deben de proveer a sus trabajadores con equipos de protección individual (EPI) efectivos y pertinentes, además de la aplicación de planes de prevención de riesgos laborales seguros.

Aparte de dejar de fumar ¡ya!, protegerse con EPI en los entornos laborales con riesgo y vacunarse contra la gripe y la neumonía neomocócica, los especialistas suelen prescribir medicamentos como broncodilatadores, esteroides, inhibidores de la fosfodiesterasa 4, teofilina, antibióticos, terapias como la oxigenoterapia o la rehabilitación pulmonar y en el campo de la cirugía: reducción del volumen pulmonar, trasplante de pulmón o bullectomía, entre muchos otros.

La intención de este artículo es puramente informativa. Su médico es el único profesional cualificado para diagnosticar y tratar la enfermedad.