Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Las mutuas gestionaron 2 millones de prestaciones para los autónomos que cesaron su actividad en 2020

22 ene

Las mutuas gestionaron 2 millones de prestaciones para los autónomos que cesaron su actividad en 2020

El 92% de las solicitudes que fueron aprobadas, concedieron ayudas por valor de 5.000 millones de euros

A partir del 14 de marzo y como consecuencia del estado de alarma que se decretó debido a la dramática crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus Covid-19, fueron aprobados una serie de decretos que tenían por objeto aliviar la complicada situación económica de una gran mayoría de trabajadores autónomos. De esta iniciativa, se desprendieron prestaciones extraordinarias como la del cese de actividad y por bajada de ingresos de los trabajadores autónomos.

Al finalizar 2020, según la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (Amat), las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social recibieron y tramitaron un total de 2.153.481 solicitudes. El 92% -detalla Amat- obtuvo un «reconocimiento favorable», en concreto, 1.989.009 de las distintas prestaciones extraordinarias que entraron en vigor.

Puntualidad

El importe total de estas prestaciones, que las mutuas abonaron puntualmente en todos y cada uno de los plazos, alcanzó los 4.932.416.531 de euros.

Amat destaca que el abono puntual de estas prestaciones ha sido posible gracias a la “profesionalidad y a la extraordinaria labor de los equipos de las mutuas” que asumieron esta responsabilidad y la llevaron a cabo con la «máxima eficacia, organización, procedimiento e introducción de altas tecnologías”, en consonancia con la gestión aplicada en la esfera privada.

En todo momento, las mutuas se coordinaron con la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social.

Los autónomos más afectados o que necesitaron más ayudas, según se mire, fueron los de las comunidades de Andalucía, Catalunya, Madrid y Valencia.