Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Las mutuas, “héroes anónimos”

Las mutuas, “héroes anónimos”
31 ago

Las mutuas, “héroes anónimos”

Según la delegación del Gobierno en Castilla y León, por su labor en la pandemia

Amat y mutuas  colaboradoras con la Seguridad Social como Activa Mutua, Asepeyo, Fremap y MAZ han vuelto a recibir nuevos reconocimientos debido a la labor proporcionada a la ciudadanía durante los peores momentos de la pandemia al ofrecer asistencia sanitaria, así como la atención administrativa pertinente para gestionar la ingente solicitud con que acceder a las prestaciones de la Seguridad Social.

En esta ocasión, el pasado 26 de agosto, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo Roncero, resaltó el “trabajo incansable realizado durante el estado de alarma o el hecho de haber ampliado con creces las horas de jornada laboral para prestar el apoyo económico fundamental para la subsistencia al colectivo autónomo”, entre otros.

El delegado tildó a las mutuas de “héroes anónimos”.

Izquierdo tampoco olvidó los medios sanitarios puestos a disposición del servicio público de sanidad de Castilla y León (Sacyl).

En lo que respecta a los abonos de las mutuas vinculados con la prestación extraordinaria por cese de actividad y por bajada de ingresos de los autónomos -debido al Covid-19- gestionados en Castilla y León, de enero a mayo de 2020, se abonaron en tres pagos: unos 138 millones de euros fruto de más de 181.000 solicitudes reconocidas. Desde el punto de vista asistencial, las mutuas dispusieron más de medio millar de profesionales sanitarios para hacer frente a la pandemia en la mencionada comunidad.

Como se ha dicho, el esfuerzo de Activa Mutua en plena pandemia fue titánico por la ingente y abrumadora demanda a consecuencia de las ayudas para los autónomos gestadas por la Seguridad Social para compensar la pérdida de poder adquisitivo.

“Esta nueva prestación”, asegura la directora de Prestaciones Económicas, Lidia Mur, “se tuvo que orquestar” –por parte de Activa Mutua- “prácticamente en tres semanas, para poder cumplir con los pagos en el mes de abril” y generó un importante volumen de trabajo a la hora de atender las gestiones y solicitudes, asistir personalmente en el territorio e informar a los usuarios.

Todo, asegura Mur, con “personal propio” sin recursos externos debido a la necesaria contención del dispendio en crisis económico-sanitaria. “No únicamente trabajó personal del Área de Prestaciones, sino profesionales de otros departamentos para poder afrontar el importante número de solicitudes. Además, las labores no se interrumpieron durante los festivos de Semana Santa, puesto que se organizó un retén de trabajadores. En total, unas 500 personas en toda España. Todo, en su conjunto, permitió la gestión en tiempo “récord”.

Entre otras razones, porque el servicio también se amplió con un despliegue de componente altamente tecnológico para facilitar a los demandantes el cumplimiento de los requisitos y la entrega de la documentación necesaria de manera “online”, para apresurar y solventar los requerimientos, y facilitar el acceso a la solicitud de las ayudas.

Gracias a ello, se procesaron unos datos que permitieron el abono de las subvenciones a más de 60.000 expedientes en toda España, con un reconocimiento de prestación en torno al 96% del total de solicitudes presentadas, tal y como enumera la directora de Prestaciones Económicas de Activa Mutua.

Para más información, puede contactar con comunicacion@activamutua.es