Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Más de un millón de personas enfermas de psoriasis en España

Más de un millón de personas enfermas de psoriasis en España
29 oct

Más de un millón de personas enfermas de psoriasis en España

El 20% con dificultades en el mercado laboral, como consecuencia de esta dolencia crónica

En el Día Mundial de la Psoriasis, 29 de octubre, Activa Mutua se solidariza y apoya al importante colectivo (cada vez más abundante) de personas enfermas de psoriasis. Una dolencia crónica dermatológica que aparte de sus inconvenientes propiamente dichos, origina otras enfermedades, incluidos trastornos psicológicos.

Un cuadro de salud delicado que, según Acción Psoriasis, afecta al devenir laboral del 20% de estas personas enfermas con capacidad para trabajar, las cuáles se ven limitadas para realizar sus cometidos y progresar en el seno de las empresas. Tanto es así –según las mismas fuentes-, que 1 de cada 10 ha tenido que abandonar su puesto de trabajo debido a esta afección incapacitante.

En España, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) existe alrededor de un millón de personas afectadas con este padecimiento e “in crescendo”. En todo el mundo, puntualiza la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha diagnosticado a más de 125 millones de personas.

La psoriasis es una enfermedad crónica, como se ha remarcado, que causa inflamación y descamación de la piel. Produce parches, enrojecimiento, escamas, picor, dolor, calentamiento, coloración e inflamación. Puede afectar a cualquier parte del cuerpo, con más frecuencia en rodillas, codos, espalda, brazos, piernas y cuero cabelludo. Todo, debido a un crecimiento demasiado rápido de las células de la piel. Como describen desde los laboratorios Leo Pharma: por señales defectuosas que se originan en el sistema inmunológico.

No suficiente, es causa de otras enfermedades como la artritis psoriática, irritaciones oculares, obesidad, diabetes tipo 2, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes como el Crohn y, entre otros, trastornos psicológicos debido a la baja autoestima y la depresión en la que recaen sus pacientes, indican desde la AEDV. Y es que debido a la visibilidad de sus síntomas, el resto de personas mal piensan que la psoriasis es contagiosa y en consecuencia, los afectados se avergüenzan y aíslan. La psoriasis es catalogada por la OMS como una enfermedad grave que requiere de mayor concienciación.

Las causas de la psoriasis se relacionan con factores genéticos, inmunológicos y medioambientales. Desde Leo Pharma, argumentan que muchos estudios añaden que existe predisposición genética a padecerla. Que en el 30-50% de los casos, se detecta un historial familiar de enfermedad y que existen regiones cromosómicas asociadas a esta afección.

Otros desencadenantes: infecciones, climatología fría y seca, lesiones dermatológicas, estrés, fumar, consumir alcohol, algunos medicamentos como el litio, los proporcionados a los hipertensos, los antipalúdicos o la retirada rápida de corticosteroides.

En la actualidad, los tratamientos más efectivos (según aconseje debidamente su médico) son: terapias tópicas (corticosteroides, análogos de la vitamina D, retinoides, inhibidores de la calcineurina, ácido salicílico, alquitrán de hulla, terapia de Goeckerman, antralina…). Fototerapia y otros medicamentos orales o inyectables como esteroides, retinoides, metotrexato, ciclosporina o medicamentos biológicos, entre otros.

(El propósito de este artículo es puramente informativo. Su médico es quien tiene la capacidad de diagnosticar y tratar enfermedades).