Novedades en materia de pensión de viudedad | Activamutua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Novedades en materia de pensión de viudedad

Novedades en materia de pensión de viudedad
06 ago

Novedades en materia de pensión de viudedad

Se acaba de publicar en el BOE de 24 de julio el Real Decreto 900/2018, de 20 de julio, de desarrollo de la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011, de 01 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social, en materia de pensión de viudedad.

Ambas disposiciones vienen a implementar el Informe de evaluación y reforma del Pacto de Toledo, aprobado en sesión del pleno del Congreso, en su sesión del día 25 de enero de 2011. Entre sus recomendaciones se encuentra la referida a las prestaciones de viudedad y orfandad, en concreto, se proponía que la intensidad protectora debería concentrase en las personas beneficiarias de la pensión de viudedad, con 65 a más años, para las que la pensión constituye su principal fuente de ingresos, considerando que esa mejora de la acción protectora podría llevarse a cabo incrementado el porcentaje a aplicar a la base reguladora de la pensión.

La Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para 2018, contempla, en su disposición adicional cuadragésima cuarta, un incremento de cuatro puntos en el porcentaje a aplicar a la base reguladora de las pensiones de viudedad que cumplan con los requisitos establecidos en la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, desde el día primero del mes siguiente a la entrada en vigor de dicha ley. EL porcentaje restante hasta alcanzar el 60% se incrementará a partir del 1 de enero de 2019.

El incremento de dicho porcentaje se aplicará a las personas beneficiarias que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Haber cumplido una edad igual o superior a 65 años.
  2. No tener derecho a otra pensión pública española o extranjera.
  3. No percibir ingresos por la realización de trabajo.
  4. No percibir rendimientos del capital que en cómputo anual superen el límite de ingresos establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad (7.347,99 euros al año).

Cuando concurran los requisitos el importe de la pensión de viudedad se determinará aplicando a la base reguladora el porcentaje del 60 por ciento.

La mejora se reconocerá a solicitud de la persona interesada por la Entidad gestora correspondiente y será a cargo de la Entidad Gestora de la Seguridad Social o mutua colaboradora responsable de la pensión de viudedad de que se trate. Si se solicita en el momento del hecho causante los diferentes requisitos la aplicación del porcentaje se producirá desde el día de efectos de dicha pensión. Si se solicita con posterioridad surtirá efectos a partir de los tres meses anteriores a la fecha de la solicitud, siempre que en aquel momento se reunirán todos los requisitos para tener derecho. En caso contrario, surte efectos a partir de la fecha que concurran los requisitos.

La mejora tiene carácter no consolidable. La pérdida de alguno de los requisitos motivará la aplicación del porcentaje del 52%.

Se estará obligado a presentar ante la entidad gestora de la Seguridad Social que corresponda en el plazo de un mes a contar desde la fecha en que se produzcan, comunicación acreditada de cuantas variaciones hubieran tenido lugar en su situación que puedan suponer la suspensión del derecho al porcentaje previsto.

El porcentaje se aplicará de forma gradual:

  • A partir de 01 de agosto de 2018 se aplicará el 56%
  • A partir de 01 de enero de 2019 se aplicará el 60%

Las nuevas cuantías se aplicarán de oficio a las pensiones que, causadas antes de la fecha de efectos económicos de este real decreto, se encuentran vigentes en esa fecha, siempre que, de acuerdo con los datos que disponga la entidad gestora, concurran todos los requisitos establecidos.

Finalmente señalar tal como indica su exposición de motivos esta reforma del sistema de prestaciones de la viudedad, si bien aborda el desarrollo de la Ley 27/2011, de 01 de agosto, cuya finalidad práctica era ampliar la cuantía de las prestaciones de viudedad de aquellas personas que no disponían de otras ingresos, en la actualidad sus efectos sociales serán otros, pero, en todo caso, servirán para actuar contra la brecha de género en las pensiones del sistema y mejorar la situación del colectivo de pensionistas sin ingresos adicionales.

Ferran Pellisé Guinjoan / Director de prestaciones de Activa Mutua.

Realizar un comentario


*