Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Nuevo organigrama y estabilidad

Nuevo organigrama y estabilidad
02 dic

Nuevo organigrama y estabilidad

La nueva gestión de Activa Mutua optimiza recursos e infunde confianza a la Seguridad Social y a las empresas mutualistas

Activa Mutua ha comenzado una nueva etapa que ya comienza a dar sus frutos: la confianza de la Seguridad Social y la de sus 68.000 empresas mutualistas de toda España.

El nuevo director gerente, Miguel Ángel Díaz Peña, promotor de esta nueva era, ha reorganizado profundamente la gestión de la entidad mediante la plasmación de un nuevo organigrama. Un equipo compuesto por profesionales altamente cualificados que han remodelado la estructura, simplificado y optimizado las gestiones, redefinido las tareas y, máxime y prioritario: minimizado los costes.

Porque independientemente de lo que en la anterior etapa directiva supuestamente se pudiera distraer o malgastar, la gestión económica «era un auténtico despilfarro con la concesión de contratos con suma facilidad o gastos superfluos con dinero de la Seguridad Social», advierte Diaz, por citar algunos ejemplos.

Por lo tanto, en estos momentos, la gestión económica «está siendo la adecuada» y conforme a los parámetros que exige la gestión de los recursos públicos.

Por otro lado, Activa Mutua ha aplicado una nueva gestión territorial que garantiza in situ, el ofrecimiento de un servicio ágil, próximo, resolutivo y adaptado a las peculiaridades concretas de cada zona.

Detallar que esta entidad colaboradora con la Seguridad Social dispone de 75 delegaciones repartidas a lo largo y ancho del territorio español, además de 33 centros asistenciales y dos hospitales (uno propio en Tarragona y otro mancomunado en Valencia) que la convierten en una perfecta interlocutora de sus empresas mutualistas ante la Seguridad Social para garantizar la salud laboral de los trabajadores en situación de baja laboral, así como la gestión de las prestaciones oficiales.

Tanto es que Activa Mutua ofrece la máxima calidad asistencial, que la entidad acaba de firmar un convenio con otra mutua colaboradora con la Seguridad Social: Mutua Universal, por el que se derivarán a Clínica Activa Mutua de Tarragona todos aquellos pacientes de esta zona que necesiten una intervención quirúrgica o ser asistidos de urgencias en horario nocturno. Como consecuencia de ello, esta institución sanitaria augura un incremento de unas 150 intervenciones quirúrgicas más al año.

Este consenso no acaba aquí y próximamente se procederá de manera semejante con más mutuas colaboradoras de la Seguridad Social.

En todo este contexto, Díaz quiere trasladar un mensaje de tranquilidad a la plantilla de Activa Mutua, integrada por más de 800 profesionales. «Las gestiones que se están llevando a cabo en Activa Mutua son para retornar a la excelencia y a la profesionalidad, garantes para que Activa Mutua continúe colaborando con la Seguridad Social y asistiendo a sus empresas mutualistas y a trabajadores adheridos».

El nuevo director gerente desmiente que su incorporación se deba a una supuesta intervención de la Seguridad Social ante la situación anómala provocada por la dirección anterior. «Mi contratación está propuesta de manera unánime por la Junta Directiva de la mutua y no responde a ninguna otra intención», remarca Diaz, «sino a la de rescatar a la mutua de una delicada situación que ha provocado el despido sin indemnización del anterior director gerente y el cese del presidente de ese momento».

Todo ello derivado de unas actuaciones de la Inspección de Trabajo «muy bien documentadas», un acta de infracción «muy sólida y detallada» donde se desprende una sanción de casi un millón de euros.

Además, aparte de esta multa, el Secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, reclama otros 1,3 millones de euros como resultado de los gastos indebidos señalados. Y no suficiente, el Tribunal de Cuentas también ha admitido que va a reclamar el retorno de más dinero, hecho que podría venir a sumarse a lo ya impuesto.

Por lo tanto, debido al estado en el que han dejado a Activa Mutua, se ha necesitado la asistencia de un reconocido especialista como Miguel Ángel Díaz Peña, quien fuera Director General de Ordenación de la Seguridad Social en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, como presidente del Gobierno.

Díaz no olvida que la actuación presuntamente delictiva de algunos gestores de la mutua aflora en 2017, pero ya existían antecedentes en 2015 cuando se produce la entrada de la Guardia Civil en las instalaciones de Activa Mutua y se procede a la detención del director gerente del momento por su presunta conexión con el caso Innova. Todo ello como resultado de las conclusiones a las que llega la Fiscalía y la Guardia Civil donde aparentemente se aprueban una serie de delitos en los que el anterior director gerente también está investigado por posibles delitos societarios, falsedad documental, delitos contra la administración pública y blanqueo de capitales. En el caso Innova y pese a las solicitudes de sobreseimiento, la Fiscalía ha solicitado la ampliación de 18 meses por la «especial dificultad de la causa».

PIE DE FOTO: Miguel Ángel Díaz Peña, director gerente de Activa Mutua.

Realizar un comentario


*