Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Prevención Cáncer de Piel

Prevención Cáncer de Piel
12 jun

Prevención Cáncer de Piel

Ante el buen tiempo de esta época del año y la inminente llegada del verano aumenta apetece realizar actividades outdoor y disfrutar del buen clima. Se intensifica el deseo de practicar deporte al aire libre, salimos a pasear y disfrutamos más del exterior de los establecimientos que visitamos. A menudo, también, deseamos lucir una piel bronceada desde el primer día.

Todo ello implica una mayor exposición a la luz solar y es importante recordar que una exposición intensa e inadecuada al sol constituye una de las principales causas para desarrollar cáncer de piel.

Recordamos también que el cáncer cutáneo es el tipo de cáncer más frecuente en el cuerpo humano y que su mortalidad asciende hasta los 8-10 casos por cada 100.000 habitantes. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cifras de afectados por el cáncer de piel se triplican cada década en el mundo. En España, la incidencia ha aumentado un 38% en los últimos cuatro años.

Por todo ello es importante prevenir la aparición de este cáncer, y con  motivo del Día Mundial del Cáncer de Piel, que se celebra el 13 de junio, Activa Mutua Empresa Saludable, desea hacer llegar a todos los trabajadores consejos para la prevención de este tipo de cáncer.

PREVENCIÓN CÁNCER DE PIEL – SECCIONES

  • ¿Qué es la prevención?
  • Información general sobre el cáncer de piel
  • Prevención del cáncer de piel
  • Información sobre este sumario del PDQ
  •  Ver todas las secciones

Información general sobre el cáncer de piel
Puntos importantes

A-. El cáncer de piel es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la piel.
La piel es el órgano más grande del cuerpo y protege del calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. La piel también ayuda a controlar la temperatura del cuerpo y almacena agua, grasa y vitamina D. La piel tiene varias capas, pero las dos capas principales son la epidermis (capa superior o exterior) y la dermis (capa inferior o interna).
La epidermis se compone de tres clases de células:

  • Las células escamosas son células delgadas y planas que forman la mayor parte de la epidermis.
  • Las células basales son células redondas que están por debajo de las células escamosas.
  • Los melanocitos están en la capa de las células basales, en la parte más profunda de la epidermis y producen melanina, el pigmento que le da el color natural a la piel. Cuando la piel se expone al sol, los melanocitos producen más pigmentos, lo que hace que la piel se broncee o se vuelva más oscura.

La dermis contiene sangre y vasos linfáticos, folículos pilosos y glándulas.

B-. Hay varios tipos de cáncer de piel.
Los tipos más comunes de cáncer de piel son el carcinoma de células escamosas, que se forma en las células escamosas, y el carcinoma de células basales, que se forma en las células basales. El carcinoma de células escamosas y el carcinoma de células basales también se llaman cánceres de piel no melanoma. El melanoma, que se forma en los melanocitos es un tipo menos común de cáncer de piel que crece y se disemina rápido.

El cáncer de piel se presenta en cualquier lugar del cuerpo, pero es más común en las áreas expuestas a la luz solar, como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

El cáncer de piel es el cáncer más común en los Estados Unidos.
El carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas son los tipos más comunes de cáncer de piel en los Estados Unidos. El número de casos nuevos de cáncer de piel no melanoma parece estar en aumento cada año. Estos cánceres de piel no melanoma habitualmente se curan.

El número de casos nuevos de melanoma ha estado en aumento durante por lo menos 30 años. Es más probable que el melanoma se disemine hasta los tejidos cercanos y otras partes del cuerpo, y puede ser más difícil de curar. Si el cáncer de piel melanoma se encuentra y se trata temprano, esto puede ayudar a prevenir la muerte por melanoma.

C-. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección pueden ayudar a prevenir el cáncer.
Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no hacer suficiente ejercicio quizá ayude a prevenir ciertos tipos de cáncer. Es posible que aumentar los factores de protección, como dejar de fumar y hacer ejercicio, también ayude a prevenir algunos tipos de cáncer. Consulte con su médico u otro profesional de atención de la salud sobre las formas de disminuir el riesgo de cáncer.

D-. La exposición a la radiación ultravioleta es un factor de riesgo de cáncer de piel.
En algunos estudios se indica que la exposición a la radiación ultravioleta (UV) y la sensibilidad de la piel a este tipo de radiación son factores de riesgo del cáncer de piel. La radiación UV es el nombre de los rayos invisibles que forman parte de la energía que emite el sol. Las lámparas solares y las camillas de bronceado también emiten radiación UV.

Los factores de riesgo para los cánceres no melanoma y melanoma no son los mismos.

  • Factores de riesgo para el cáncer de piel no melanoma:
    • Exponerse a la luz solar natural o artificial (como la de las camillas de bronceado) por mucho tiempo.
    • Tener tez clara, como en los siguientes ejemplos:
      • Piel clara en la que salen pecas y se quema con facilidad, que no se broncea o se broncea mal.
      • Ojos azules, verdes o claros.
      • Cabello rojo o rubio.
    • Presentar queratosis actínica.
    • Haber recibido tratamiento con radiación.
    • Tener debilitado el sistema inmunitario.
    • Estar expuesto al arsénico.
  • Factores de riesgo del cáncer de piel melanoma:
    • Tener tez clara, como en los siguientes ejemplos:
      • Piel clara en la que salen pecas y se quema con facilidad, que no se broncea o se broncea mal.
      • Ojos azules, verdes o claros.
      • Cabello rojo o rubio.
  • Exponerse a la luz solar natural o artificial (como la de las camillas de bronceado) por mucho tiempo.
  • Tener antecedentes de muchas ampollas por quemaduras de sol, en especial durante la infancia o la adolescencia.
  • Tener varios lunares grandes o muchos lunares pequeños.
  • Tener antecedentes familiares de lunares no habituales (síndrome de nevo atípico).
  •  Tener antecedentes personales o familiares de melanoma.
  • Ser de raza blanca.

https://www.cancer.gov/espanol/tipos/piel/paciente/prevencion-piel-pdq#section/_4

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.