Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Prevenir el cáncer en el día a día

Prevenir el cáncer en el día a día
04 feb

Prevenir el cáncer en el día a día

Basándonos en el código Europeo para la prevención del cáncer

Cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de prevenir una buena proporción de los cánceres más habituales (más del 40%). No la desperdiciemos, ¿no?

ACCIONES QUE NO POR SIMPLES Y CONOCIDAS DEBEMOS DEJAR DE REPETIR

Llevando una alimentación sana y variada. Se reduce hasta el 30% el índice de mortalidad en las personas que consumen más frutas y verduras.

Una dieta rica en vegetales protege contra algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes, entre otras enfermedades.

La dieta mediterránea puede ejercer un efecto protector, y se relaciona con el elevado aporte de fibra, antioxidantes y diversos compuestos bioactivos como los polifenoles, y una menor exposición a grasas saturadas y compuestos potencialmente cancerígenos como las nitrosaminas o los hidrocarburos aromáticos policíclicos.

Haciendo ejercicio físico. Es un factor protector de algunos cánceres como el de colon.

Para incorporarlo en la rutina diaria, unas opciones pueden ser:

  • Caminar media hora a paso rápido.
  • Bajar unas paradas antes del metro o del autobús y hacer el resto del trayecto a pie.
  • Moverse en bicicleta.
  • Practicar deportes como nadar, correr, pádel o cualquier otro.
  • Y, sobre todo, aunque sea muy cómodo, evitar estar sentadotodo el rato.

Lo ideal para una persona adulta serían 30 minutos al día de ejercicio moderado.

Vacunándonos, y vacunando a nuestros hijos.

Es muy importante estar al día de las vacunas que nos toquen. Sobre todo, la vacuna de la hepatitis B (en recién nacidos, o después, si no la llevamos), y la del papiloma (en niñas o mujeres), ya que ambas infecciones pueden provocar cáncer. Estas vacunas tienen un alto perfil de seguridad.

Haciendo las pruebas de detección precoz del cáncer.

En determinados cánceres es crucial que se detecte cuanto antes mejor.

  • Mamografíade los 50 a los 69 años para el cáncer de mama.
  • Citología o prueba del VPH cada 3-5 años para el cáncer de cérvix.
  • Prueba de sangre oculta en heces de los 50 a los 69 años para el cáncer de  colon.

Si eres mujer: Es muy conveniente dar el pecho a tus hijos ya que reduce tu riesgo de cáncer. Consulta muy bien a tu médico antes de tomar una terapia hormonal sustitutiva, ya que se ha asociado al riesgo de algunos cánceres.

Evitando el tabaco. Es más que conocido que fumar da lugar a muchos cánceres y otras enfermedades. Entonces, ¿por qué seguimos practicando un hábito tan perjudicial? Una vez se empieza cuesta mucho salir de ahí, debido a que la nicotina es muy adictiva.

Es la mayor causa de cáncer y de muchas otras enfermedades, incluidas la impotencia sexual y daños en el feto de mujeres embarazadas. Es importante, también, evitar los lugares con humo: es peligroso para vuestra salud y la de quien os rodea.

Limitando el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de varios cánceres, sobre todo de cabeza y cuello, esófago e hígado, pero también el de mama y colon. Mejor moderar el consumo a 1 copa (si eres mujer) o 2 (si eres hombre) máximo al día. Aunque lo mejor para el cáncer sería no beber en absoluto.

Evitando el exceso de peso. Si seguimos los consejos 1 y 2, debería ser más fácil conseguir este.

Es recomendable moderar la ingesta de calorías y eliminar los alimentos con muchas grasas, sobre todo de origen animal.

Protegiéndonos del sol. Esto es muy importante sobre todo en los primeros años de vida. Las quemaduras de niño se reflejarán en el cáncer de piel de adultos. Protegeos con crema solar y evitad las horas de máxima intensidad solar, y si tenéis niños, protegedles y ayudadles a tener un futuro sin cáncer de piel.

Protegiéndonos en el trabajo de cualquier sustancia nociva. Solicita por escrito en el servicio de prevención de riesgos laborales si tu empresa utiliza algún agente cancerígeno y cuáles son los pasos preventivos que recomienda. La empresa debe facilitarte todo el material y la logística para poder realizar sus recomendaciones. Sigue siempre las medidas de protección, y nunca mezcles la ropa del trabajo y la normal en la lavadora. Fuente: mejorsincancer.org

Empresa saludable

Realizar un comentario


*