Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

«Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres».

«Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres».
06 mar

«Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres».

El año 2020 es un año decisivo  para la promoción de la igualdad de género en todo el mundo, representa  una oportunidad excepcional  para movilizar la acción  mundial, con miras a lograr la igualdad de género y la realización de los derechos humanos de todas las mujeres y niñas.

Salud y riesgos laborales con perspectiva de género:

Desde el punto de vista del marco legal vigente, no existe una política preventiva específica de riesgos laborales separada por sexos. Las únicas medidas preventivas existentes se refieren a la capacidad reproductiva o al propio estado biológico del embarazo, como estado temporal o transitorio que merece una protección específica en el marco de las obligaciones preventivas que impone a la empresa la legislación sobre seguridad y salud en el trabajo.

Existen riesgos laborales cuya exposición influye especialmente en la salud de las mujeres como:

  • Acoso laboral, genérico o sexual, riesgos psicosociales relacionados con la propia organización del trabajo, que afectan en particular a la salud mental, en forma de estrés, depresión, ansiedad, violencia en el trabajo, acoso, etc. que son mucho más frecuentes en determinados sectores de actividad económica fuertemente feminizados: la educación, los servicios sociales y la asistencia sanitaria.
  • Los factores organizacionales como dobles jornadas (o doble presencia), jornadas partidas, etc. conllevan a la aparición de riesgos laborales que sí ha comenzado a ser tenido en cuenta en los primeros estudios de género y salud laboral. Es un hecho que las responsabilidades familiares incrementan los riesgos laborales al interactuar con ellos. Así, según afirma la doctrina científica especializada, «los problemas de la vida privada junto con los laborales generan una sinergia negativa y una mayor predisposición al burnout» y, por lo tanto, no puede desvincularse ambos ámbitos.
  • Riesgos propios ligados a actividades feminizadas, cuya exposición interfiere o agrava de manera especial la salud de la mujer: Textil y confección, Servicios, Enseñanza, Hostelería y comercio, Sanidad, Agroalimentación.
  • Riesgos derivados de otros factores de discriminación, mucho menos explorados hasta el momento, por no decir ignorados: Salarios más bajos, menor participación en la toma de decisiones, menor participación en los puestos directivos o de relevancia en las organizaciones donde prestan servicios, precariedad laboral, temor a la pérdida del empleo con ocasión del embarazo o la maternidad, etc.

Con motivo de la celebración, este próximo 8 de marzo, del día internacional de la mujer, Activa mutua queremos concienciar a nuestros mutualistas de la importancia del papel de la mujer en nuestra sociedad, reconociendo sus derechos. En este sentido lanzamos un reclamo para promover políticas, en nuestras empresas, que ya no sólo impulsen y faciliten la incorporación de la mujer en el mundo laboral, sino que se haga en igualdad de condiciones, sin olvidar, claro está, en unas adecuadas condiciones de trabajo, adaptadas en todo momento al estado de la mujer, velando así, por su seguridad y salud.

Assumpta Obiols -Técnica Área Prevención de Riesgos Laborales de Activa Mutua