Riesgo embarazo y lactancia | Activamutua

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR la política de cookies

Cambiar idioma

Ir al contenido principal de la página

Trabajadores

Cerca de ti en el momento que más lo necesitas.
Velamos por tu salud ofreciéndote una asistencia sanitaria
humana y próxima.

Riesgo durante el embarazo y la lactancia

El embarazo y la lactancia natural son periodos especialmente delicados en la vida de cualquier trabajadora, por lo que existen herramientas administrativas en forma de prestaciones ideadas para proteger tanto el bienestar de la madre como el del bebé. Esta prestación tiene como fin el de cubrir la pérdida de ingresos de la trabajadora derivada de la suspensión del contrato de trabajo por riesgos, bien durante el embarazo, o bien durante la lactancia natural, en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otra compatible con su estado, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

La prestación de riesgo durante el embarazo o la lactancia natural tiene naturaleza de contingencia profesional. El derecho al subsidio nace desde el mismo día que se inicie la suspensión del contrato de trabajo o el permiso por riesgo durante el embarazo o el periodo lactancia natural.

Son beneficiarias de la prestación por riesgos durante el embarazo o la lactancia natural las trabajadoras por cuenta ajena o propia y que se encuentren en situación de suspensión de contrato e inscritas en cualquier régimen de la Seguridad Social. Las beneficiaras deben estar afiliadas y dadas de alta y al corriente en el pago de cuotas, en el caso de trabajadoras responsables de la cotización.

No se considerará situación protegida aquella derivada de riesgos o patologías que puedan influir negativamente en la salud de la trabajadora o del feto, cuando no esté relacionada con agentes, procedimientos o condiciones de trabajo de la profesión llevada a cargo.

Tanto en el caso de riesgos durante el embarazo como durante el periodo de lactancia natural a prestación económica equivale al 100% de la base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior a la fecha de suspensión de contrato. No se exige periodo de carencia para tener derecho a la prestación. Al efectuarse el pago, se deducirán los importes por cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones por IRPF.

La duración y extinción de la prestación en el caso de riesgo durante el embarazo estará únicamente limitada por la propia existencia del riesgo. Es decir, será hasta el día anterior al nacimiento del hijo o cualquier otra causa establecida en el artículo 35 del RD 295/2009. El derecho al subsidio se extingue por:

  • Suspensión del contrato de trabajo por maternidad.
  • Reincorporación de la mujer trabajadora a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado.
  • Interrupción del embarazo.
  • Fallecimiento de la beneficiaria o del hijo lactante.

En casos de riesgo durante el periodo de lactancia natural, la prestación se abonará durante el tiempo necesario para la protección de la salud de la trabajadora y/o del hijo y finalizará:

  • Por cumplimiento de los 9 meses del hijo.
  • Por reincorporación de la mujer trabajadora al puesto de trabajo o actividad profesional anterior, o a otro compatible con su estado.
  • Por extinción del contrato de trabajo por causas legales.
  • Por interrupción de la lactancia natural.
  • Por fallecimiento de la beneficiaria o del hijo lactante.

Serán motivos de suspensión de la prestación por riesgos durante la lactancia materna:

  • Actuar fraudulentamente para obtener o conservar la prestación.
  • Realizar cualquier trabajo iniciado con posterioridad a la suspensión de la actividad incompatible con su estado.